Testing esmaltes de uñas Essie

¡Hola holaaaa!

En la primera entrada os traigo un testing o poniendo a prueba de los esmaltes de uñas de Essie, en concreto el tono fiji. Nunca antes había probado un esmalte de Essie, ya que no son nada baratos, y como escuché tanto buenas como malas opiniones en cuanto a la duración de estos esmaltes, decidí probarlos yo misma durante una semana y mostraros el desgaste de éste para que podáis valorarlo vosotras.

El tono fiji es un rosa pastel tirando a blanco, la verdad que es ideal para cuando se está más morena pero al aplicarlo no es muy uniforme y queda a parches como cuando intentamos pintar una uña entera de color blanco, para ello lo que hay que hacer es mojar el pincel o la brocha del esmalte en el bote cada vez que vayamos a pintar una uña y muy importante no pintar la uña en dos veces porque si no no quedará bien.

Una vez aplicada la primera capa pude comprobar que el color es cubriente y pigmentado, aunque necesitaba una segunda para intensificarlo ¡y arreglar algún que otro parchecillo que se me quedó! Un consejito es que apliquéis esmalte por los bordes de las uñas durante la primera capa para que nos pueda durar un poquito más. Por último utilicé un top coat para sellar mejor el esmalte, esperamos que seque ¡y a volar!

Aviso a navegantes: es recomendable no hacerse la manicura antes de acostarse porque si no cuando nos levantemos nuestra uña quedará arrugada y ¡lo peor es el coraje que da!

Así quedo el esmalte recién aplicado y con una capa de top coat (el dedo anular no me quedo muy uniforme)

Día 1: tras hacer las tareas de casa y haberme duchado, el esmalte está en su sitio, aún no está descascarillado por ningún piquito

Días 3,4 y 5: I’m amazed!. El esmalte no se descascarilló, solamente me falta un pico en el dedo gordo, pero por lo demás ha aguantado los tres días sin problema, incluso los días en los que he ido a la piscina el esmalte siguió ahí, lo único que se va notando después de 5 días es el crecimiento de la uña

Hay una cosa en la que si me fijé y es que durante estos días el esmalte ha ido dando de sí en la uña y resquebrajándose, durante el tercer día empezó con unas rayitas por el filo de la uña y en el cuarto y quinto día estas rayitas fueron aumentando, lo que me llevó a pensar que el esmalte no aguantaría mucho más intacto en mis uñas

(La foto tiene peor calidad porque era casi imposible de percibir estas rayitas, ya os digo que si no os fijáis pasan de desapercibidas como en la foto de arriba de ésta)

Día 6 y 7:  el esmalte empezó a descascarillarse, también tengo que decir que estos dos días estuve en la playa y en la piscina y que con el agua se debilita el esmalte, ¡aun así aguanto bien!, además cuando se va cayendo el esmalte lo hace de una manera sutil, no es tan exagerado como pasa con otros esmaltes.

 

summing up, resumiendo

Puntos a favor

  • La duración.
  • Pigmentación con una sola capa.
  • No se demora mucho en secar.
  • La gama de colores que posee Essie, ya que son más especiales y renuevan cada temporada.

 

Puntos en contra

  • El precio, cada esmalte son 9.99€.
  • Necesita más de una capa para ser opaco (este tono).

 

Yo compre el esmalte en primor por 9.99€ aunque en la web están mejor de precio, a 6,99€ y alguna que otra vez ponen un 3×2 en esmaltes en la misma web. También están disponibles en maquillalia por 6,95€, así que si os animáis a probarlos o ya los habéis probado ¡Contadme como os ha ido a vosotr@s!

¡Nos vemos en la próxima entrada!

Sin comentarios

Escribir un comentario